martes, 15 de enero de 2013

Inicia tercera ronda de diálogo de paz en Colombia. Hablan gobierno y FARC.


Tomado de http://www.cedema.org/ver.php?id=5387


Enero 14 de 2013.

La Habana, República de Cuba.

Sede de los diálogos por la paz con justicia social para Colombia.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del pueblo (FARC-EP), comunican:

1. Su reiteración en exigir celeridad en el análisis profundo e integral -pensando en los intereses de las mayorías nacionales-, del Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera. En tal sentido, conminan al gobierno de Juan Manuel Santos a cesar en la retórica guerrerista que acompaña de falsas promesas de solución a los problemas sociales, y se comprometa públicamente a presentar soluciones prontas, tangibles, apartadas de la demagogia, para los problemas de miseria que han generado la terrible confrontación que desangra al país.

2. La Delegación gubernamental que dialoga con las FARC-EP debe demostrar voluntad para avanzar, sentando sobre la Mesa propuestas claras que le indiquen al país que el gobierno no prolongará indefinidamente en el tiempo las soluciones al grave problema del latifundio y de los despojos de la tierra por métodos violentos o disfrasados de legalidad, que han profundizado la guerra generando desplazamientos, masacres, luto y desolación, para favorecer a las élites y a las trasnacionales que saquean la patria.

3. Las FARC-EP han estudiado con atención las propuestas que el pueblo presentó en eventos como las Mesas Regionales de Paz impulsadas por las Comisiones de Paz de Senado y Cámara, el encuentro internacional Pueblos Construyendo Paz, el Foro Política de Desarrollo Agrario Integral (enfoque territorial), las propuestas enviadas a la página Web dispuesta por la Mesa de Conversaciones, entre otras inciativas que deben motivar la máxima participación y la presencia directa de la ciudadanía en el proceso de paz.

4. Del estudio de tales propuestas y reflexiones, hemos tomado las conclusiones centrales para esbozar una posición preliminar referida al primer punto del Acuerdo General, la cual apunta a resolver la injusta estructura latifundista de la tenencia de la tierra, causa fundamental de la miseria y la guerra que padece Colombia. Nuestra propuesta, la cual iremos presentando a consideración de nuetros compatriotas en el curso de este nuevo ciclo de intercambios, la hemos titulado Diez propuestas para una política de desarrollo rural y agrario integral con enfoque territorial, y con respecto a ella presentaremos paulatina y públicamente los argumentos de sustento que están construidos observando las iniciativas de la pobalción.

5. Las FARC-EP, en ejercicio de su soberanía política y en desenvolvimiento de su interlocución constante con el pueblo, ponen en conociemiento del pais la primera de las diez propuestas:

PRIMERA PROPUESTA. Realización de una reforma rural y agraria integral, socioambiental, democrática y participativa, con enfoque territorial, fundamentada en los siguientes propósitos:

a. Superación de las condiciones políticas, económicas, sociales y culturales que generan el ejercicio estructural de la violencia por parte del Estado y fuerzas paramilitares en las zonas rurales, y provocan el alzamiento armado guerrillero para enfrentar esas condiciones.

b. Transformación de las relaciones rurales, que contribuya a la democratización real del poder territorial, de la sociedad, del Estado y del modelo económico en su conjunto, así como al buen vivir de la población.

c. Erradicación del hambre, la desigualdad y la pobreza rurales; restablecimiento de la dignidad y reconocimiento de los campesinos y campesinas como sujetos políticos, y garantía y disfrute efectivo de sus derechos políticos, económicos, sociales y culturales, incluida la correspondiente provisión de recursos de presupuesto e infraestructura social.

d. Construcción de una nueva ruralidad basada en la justicia territorial y la democratización de las relaciones urbano-rurales.

e. Desconcentración y redistribución de la propiedad sobre la tierra mediante la erradicación del latifundio improductivo, inadecuadamente explotado u ocioso.

f. Promoción al acceso y el disfrute del derecho a la tierra y al territorio de los campesinos sin tierra y de las mujeres en especial.

g. Prohibición o establecimiento de límites estrictos, según el caso, a la extranjerización de la tierra.

h. Reparación integral de la población víctima del desplazamiento forzado y del despojo.

i. Protección y mejoramiento de las condiciones de propiedad y producción de los pequeños y medianos propietarios.

j. Reconocimiento y respeto de los territorios colectivos de comunidades indígenas, afrodescendientes, raizales y palenqueras, así como de los territorios campesinos de Zonas de Reserva Campesina y de futuras Zonas de Producción de Alimentos.

k. Ordenamiento territorial y definición de usos de la tierra que garanticen la protección de los ecosistemas, la sostenibilidad socioambiental, el derecho al agua, la producción de alimentos y la soberanía alimentaria.

l. Estímulo a la economía campesina y en especial a la producción de alimentos, considerando la coexistencia de diferentes modelos de producción, atendiendo regulaciones estrictas de los encadenamientos productivos.

m. Auspicio de una política de investigación y desarrollo científico técnico, de protección de las semillas nativas y del conocimiento propio.

n. Dotación de medios de producción, de infraestructura física de transporte y comunicaciones, de distritos de riego y regadío, de acopio, almacenamiento y comercialización, de recursos de crédito y de otros medios de financiación, privilegiando las economías campesinas y de producción de alimentos.

o. Denuncia o revisión de tratados y acuerdos y de todo tipo de regulaciones de libre comercio, inversión o propiedad intelectual que afecten la soberanía alimentaria y las condiciones de nutrición y alimentación de la población.

Delegación de Paz de las FARC-EP

 

POR SU PARTE EL GOBIERNO PIDE CELERIDAD EN EL DIÁLOGO

Tomado de el diario español El País http://bit.ly/UL4dCQ


Santos pide a las FARC más ritmo en las conversaciones de paz

La tercera ronda de conversaciones empieza en La Habana
Esta semana termina el cese al fuego anunciado por las FARC en noviembre

Horas antes de que se iniciara la tercera ronda de conversaciones entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC en Cuba, el presidente Juan Manuel Santos se reunió en Bogotá con su equipo negociador y pidió que a la etapa que comenzó este lunes se le inyecte un “nuevo ritmo”.

Así lo hizo saber el jefe del equipo negociador Humberto de la Calle, antes de viajar a La Habana el domingo por la tarde, después de casi un mes de pausa en las negociaciones de paz con las FARC, que comenzaron el 19 de noviembre pasado. De la Calle aseguró que Santos “espera que pongamos estas conversaciones, ahora que estamos inaugurando las de este nuevo año, bajo la idea de un nuevo ritmo. Necesitamos más ritmo. Y yo quiero que eso les llegue a la opinión pública y también a las FARC. El Gobierno espera resultados”, dijo.

Los tiempos de la negociación del fin del conflicto con las FARC se han convertido en un tema trascendental desde que se conoció que Colombia intentaría por cuarta vez terminar una guerra que ya cumple medio siglo. El presidente Santos ha puesto como fecha límite para el fin del conflicto el mes de noviembre y su principal representante en La Habana lo ha reiterado varias veces. “Tenemos toda la voluntad para avanzar. Mantenemos la premisa, como fue la instrucción del presidente Santos, de que éste es un proceso que no se puede prolongar indefinidamente en el tiempo”, dijo De la Calle antes de partir a Cuba, donde se seguirá discutiendo el tema del desarrollo integral agrario, primer punto de una agenda pactada en agosto pasado.

De la Calle ha afirmado que su equipo trabajará sin pausa para avanzar en las conversaciones, pero que no hay plazos. “Sin tener plazos para cada uno de los temas de la agenda, no tenemos plazos para cada punto, somos en cambio conscientes de que es necesario avanzar sin pausa y los colombianos pueden tener la certeza de que así lo haremos a partir de mañana”, aseguró.

El optimismo moderado de De la Calle contrasta con lo dicho por Enrique Santos, hermano del presidente colombiano, que participó en la etapa exploratoria de este proceso de paz, así como lo declarado por el ministro del Interior Fernando Carrillo: ambos esperan que para Semana Santa estén listos los primeros acuerdos relacionados con el tema agrario, que se considera el epicentro del conflicto armado colombiano.

La reacción de las FARC ha sido de rechazo. Ya antes, frente a la presión del tiempo, el guerrillero Marco León Calarcá, que forma parte del equipo negociador de la guerrilla, dijo en una entrevista que las FARC no apuestan a “las fechas fatales”. “Nos atenemos a lo que acordamos. Ahí no hay meses, ahí se dice vamos a demorarnos el tiempo que sea necesario: si nos demoramos tres meses, excelente; si nos demoramos tres años, excelente. Nosotros no le apostamos a las fechas fatales”, dijo a inicios de diciembre.

Sin embargo, ayer, en el reinicio de las conversaciones, Iván Márquez, jefe negociador de las FARC y segundo del grupo guerrillero, respondió a Santos que estaban dispuestos a mejorar el ritmo de las negociaciones. “En lugar de tanta retórica empecemos con propuestas concretas para ver cómo avanzamos, nosotros queremos llegar pronto a un entendimiento”, dijo a la entrada del Palacio de Convenciones en La Habana.

En esta nueva etapa los equipos negociadores cuentan con los insumos que salieron del gran foro agrario que se realizó durante tres días de diciembre en Bogotá y donde participaron más de 3.000 colombianos representantes de 18 sectores de la sociedad civil. Este material está reunido en once libros que agrupan 546 propuestas compiladas por la ONU y la Universidad Nacional, organizadores del encuentro. A estos insumos se añaden otras 3.000 propuestas que los colombianos han registrado en una página web creada a instancias de este proceso de paz y otras recolectadas por el Congreso en diferentes regiones del país. No se ha hecho público en qué se ha avanzado con relación a este tema, solo que hay buen ambiente y que ya entraron a discutir asuntos de fondo.

Por lo pronto, esta semana termina el alto el fuego unilateral de dos meses que anunciaron las FARC al inicio de las conversaciones, un tema que ha sido fuertemente criticado por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón. “Las FARC no cumplen nada nunca”, dijo Pinzón y denunció que esta guerrilla estaría subcontratando a bandas criminales, a delincuencia común y hasta a guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), para cometer atentados terroristas, a pesar de la tregua navideña.

El Ejército colombiano también ha manifestado que posiblemente, una vez finalice la tregua, se incrementará la violencia. Según el Centro de Recursos para Análisis del Conflicto, CERAC, durante la tregua navideña se registraron 14 acciones ofensivas de las FARC y 21 combates con las autoridades con un saldo de 31 muertos, de los cuales 25 fueron guerrilleros, 4 militares y un civil.
Un informe del diario El Tiempo señala que, en ese lapso, si bien hubo una disminución en un 80% de la violencia, el grupo guerrillero cometió al menos 10 actos terroristas en especial en el sur del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada